La historia de Suzanne Woolcott – Gorjuss historia

Gorjuss historiaTodos conocemos las bonitas muñecas Gorjuss. De un tiempo a esta parte, son diseños que pueden encontrarse en muchos lugares, y son legión los (y sobre todo las fans) de esta personalísima y linda familia de muñecas.

Pero ¿conoces su historia?, ¿sabes de dónde vienen y qué simbolizan? Vamos a contarte un poco sobre ellas.

El pincel tras Gorjuss: Suzzanne Woolcott

No cabe duda de que estas muñecas son una obra de arte de la ilustración actual, y han pasado a ser un clásico contemporáneo. Contra lo que podría parecer, imaginando un gran estudio de diseñadores tras ellas, su creadora es Suzzanne Woolcott, una única autora que ha creado de su imaginación e inventiva un verdadero imperio de creaciones y productos.

No les faltan cualidades: Gorjuss son a la vez tendencia y exclusividad, con unas ilustraciones populares pero intimistas, diferente y peculiares, representando en una sola imagen un mundo completo. 

Cada diseño de Gorjuss congela en un dibujo una inconfundible sensación de dulzura, nostalgia, fragilidad y personalísima belleza, que las hacen no solo diferentes, sino verdaderamente únicas.

Pero… ¿quién es Suzanne Woolcott?

Suzzanne es una ilustradora de Glasgow, Escocia, nacida en 1977 y con una emotiva historia de superación personal por enfermedad, que finalmente le impide caminar. Tras años enferma en un hospital, consigue hacer de su pasión, de su arte, un modo de vida y una carrera de éxito profesional, de la mano de la producción de Santoro, licenciatario universal de la marca.

Según su propio blog, un marido, dos hijos, y un carismático gato le acompañan y ayudan a pasar su tiempo enterrada entre plumas y pilas de papel. Disfruta de un gran momento  profesional, que le permite expresar con libertad sobre el dibujo, garabateando, coloreando y dando vida a sentimientos que habitan en su cabeza.

En sus propias palabras, espera que algún día su cabello sea lo suficientemente largo como para ganar a la propia a Rapunzel, y ser capaz de tener de mascota una gota de lluvia y alimentarla a base de arcoiris (por supuesto) 🙂

Si quieres conocer los diseños de Suzanne Woolcott pulsa aquí.

Los rostros sin boca ni sonrisa: Historia de las Gorjuss

Cabría esperar que la ausencia de boca en una muñeca fuera algo negativo, o como poco inquietante. Ver un rostro sin boca es más propio de una película de terror que de una ilustración pretendidamente dulce y agradable. La explicación no es una ni es clara. Hay varias interpretaciones, pero todas ligadas a la personalidad y biografía de la autora Suzanne Woolcott.

Una muñeca sin labios permite intuir un mundo complejo de emociones tras ese rostro, ese trazo y esos colores entre dulces y tristes.

Además, se genera un lazo de complicidad con  el espectador, la combinación de tonos, pose, formas y rostro crea una sorprendente intimidad; podría decirse que cariño a primera vista.

Por último, no pocos sentimos una sensación de calma, de paz, de silencio exterior pero gran vida interior precisamente por no ver expresados en un primer vistazo un trazo de expresión: ni sonrisa, ni gesto.

Posiblemente, son las muñecas que más emociones nos transmiten precisamente porque no necesitan expresarse con sus labios, sino con todo su arsenal de matices, tonos, simplicidad y belleza.

A todos nos encantan ¿verdad?

Ahora sabes algo más de la historia Gorjuss y su creadora Suzanne Woolcott.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *